7 de octubre de 2012

MEMORIZAR LOS NOMBRES DE NUESTROS ALUMNOS

¿CÓMO MEMORIZAR LOS NOMBRES DE NUESTROS ALUMNOS?


Recientemente leí un post publicado por Camino Barcelona sobre algo tan básico como aprender y recordar el nombre de nuestros alumnos los primeros días de clase. Pues bien, las ideas publicadas por Camino Barcelona en la Comunidad Todoele (podéis leer la entrada de Camino Barcelona pinchando aquí) me inspiraron para compartir con vosotros mis ideas y trucos acerca de cómo aprendernos el nombre de nuestros alumnos lo más pronto posible y sin hacer el ridículo.


Algunos consejos básicos: 

1.   Si dispones de un listado o registro de alumnos antes de empezar el curso, lee los nombres varias veces antes del primer día de clase. De esta forma no te sonarán a chino cuando conozcas a tus alumnos en persona el primer día de clase. Hay personas a las que les funciona asociar el nombre a alguna historia graciosa, una cita o una imagen concreta. 

2.Pide a tus alumnos que te traigan una foto de tipo carné, para que puedas pegarla en la ficha del alumno y así poder asociar nombres con caras.  

3.Incluye en tu registro anotaciones y observaciones concretas que te permitan identificar con más facilidad al alumno. 

4.       Pide a tus alumnos que durante la primera semana pongan un cartelito con su nombre en la mesa o se pongan una pegatina en el pecho para que así te puedas aprender sus nombres más fácilmente. 

5.Pasar lista en clase es una tarea tediosa, especialmente si tenemos muchos alumnos, pero a veces resulta muy útil no sólo para llevar el control de quien atiende o falta a nuestras clases, sino también es útil de cara a aprendernos los nombres de nuestros alumnos.  

6.Recuerda a tus alumnos que siempre escriban su nombre en los ejercicios y proyectos que te entreguen y cuando se los devuelvas, aprovecha para poner en práctica tu memoria. Es una buena forma para asociar nombres y caras.  

7. Utiliza el nombre de tus alumnos siempre que puedas: en los saludos y despedidas, al premiarlos y corregirlos, al devolverles las tareas, etc. 

8.Realiza algún juego de tipo “rompehielo” para aprenderte los nombres de tus alumnos los primeros días de clase. Aquí te propongo cuatro posibilidades:


JUEGO PRESENTACIONES EN CADENA
El primer alumno se presenta delante del resto de la clase. Le sigue el segundo alumno que tras presentarse deberá presentar también a su compañero anterior, y así sucesivamente. El profesor puede iniciar el juego o presentarse el último.

JUEGO DEL ADJETIVO
Los alumnos deben buscar un adjetivo para describirse a sí mismos, que empiece con la misma letra que su nombre. Por ejemplo: Mi nombre es Susana y soy sociable.

JUEGO DEL SUSTANTIVO
Este juego consiste en presentarse diciendo "Mi nombre es…”. Los alumnos deben decir su nombre real y buscar una palabra en español que haga de apellido (si los alumnos no son principiantes absolutos, pueden buscar una palabra que empiece por la misma letra que su numbre). Por ejemplo: Mi nombre es Veronica “Salsa" (porque me encanta bailar salsa).

JUEGO DE ADIVINAR LA PRIMERA LETRA
Pedimos a los alumnos que en una hoja de papel escriban la primera letra de su nombre, la primera letra del nombre de una persona que nunca olvidarán, la primera letra del nombre de su cantante o grupo preferido, la primera letra de su color preferido, la primera letra de su palabra española favorita, etc. El resto de la clase debe adivinar a que corresponde cada letra. Para finalizar, podemos pedir a los alumnos que en parejas elaboren una frase en la que incluyan las palabras que han utilizado en el juego anterior. Esta actividad funciona muy bien con niveles intermedios y avanzados.